Qué tener en cuenta para la elección

Evitá el calzado estrecho o de punta

Evitá el calzado de más de 4 centímetros de taco. Favorece la sobrecarga metatarsal y provoca lordosis lumbar forzada

Evitá el calzado demasiado plano (taco menor a los 2 centímetros), provoca fascitis y dolor en gemelos y sóleo

Utilizá calzado del número adecuado

Evitá las suelas finas, no ayudan a la amortiguación

Utilizá sandalias agarradas al tobillo, no suecos.