SÍNDROME DE INMUNODEFICIENCIA

¿Qué es?

Es producido por un virus de acción lenta (lentivirus) y afecta el sistema inmunológico. Está presente en todo el mundo y ataca a gatos domésticos y algunos salvajes.

 

Se manifiesta en gatos de todas las edades, sin embargo, la incidencia aumenta con la edad y el FIV es más prevalente en gatos de 5 años y mayores.

¿Cómo se transmite?

La transmisión ocurre principalmente por saliva y la forma de contagio es a través de mordeduras durante las peleas por el territorio (de aquí la mayor incidencia en machos no castrados). Las mordeduras son el principal modo de transmisión del virus de la inmunodeficiencia felina.

No es contagioso para el ser humano. El FIV sólo crece en células de felinos (los lentivirus, en general, son muy específicos de especie).

Síntomas

Los signos de los gatos enfermos son lesiones en la cavidad bucal, flujo nasal y ocular, dermatitis y otitis externa, acompañados de valores sanguíneos y urinarios anormales. El hecho de debilitar su sistema inmunológico predispone la aparición de otras enfermedades oportunistas como infecciones bacterianas, micóticas, parasitarias, tumores, etc.

 

La prevención es la clave

Aunque no existe tratamiento (es una enfermedad incurable), los gatos que no tienen síntomas pueden vivir bastantes años antes de que se desarrollen signos clínicos, y los gatos sintomáticos pueden mantenerse durante muchos meses con el uso cuidadoso de antibióticos combinados con medidas de sostén.

La prevención es el camino indicado para evitar la enfermedad. Se recomienda la castración de gatos machos para evitar el vagabundeo y las peleas.

Apao.cat

apaocats@gmail.com