La interioridad y sus avatares

Edad Media

¿Por qué revisar a los cristianos para saber quienes somos el día de hoy?

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

San Pablo, Gálatas 2:20 

La interioridad es la capacidad de reconocerse desde dentro y relacionarse desde lo auténtico y lo profundo para poder encontrar un equilibrio personal. Interioridad no es lo opuesto a exterioridad sino a dispersión (https://tinyurl.com/28xt4y2m)

 

Se entiende que la interioridad es el ámbito privativo de una persona. Cada sujeto se encuentra consigo mismo en ese entorno esencial donde reflexiona, recuerda y proyecta (https://tinyurl.com/rpckrhpa)

 

La interioridad es ese ámbito íntimo, delicado y esencial de la persona donde nos encontramos con lo que somos. Hablar de interioridad es hablar de profundidad, del espacio donde acogemos las resonancias que nos llegan del mundo exterior, es donde reflexionamos, sentimos, imaginamos, queremos, asumimos, recordamos, trascendemos, saboreamos (https://tinyurl.com/rew6a3af)

Creador/creado

Sentido de la creación

Organizar el mundo en relación con la creación

San Agustín, Confesiones

"Tu autem eras interior intimo meo et superior summo meo" (libro III, cap. 6)

(Porque tú estabas dentro de mí, más interior que lo más íntimo mío y más elevado que lo más sumo mío)

San Agustín, Confesiones

"Yo por mi parte, Señor, trabajo duro en este campo. Y este campo soy yo mismo. He llegado a ser un problema para mi mismo, campo de dificultad y de muchos sudores. Porque no escudriño ahora las regiones del cielo, ni mido la distancia de las estrellas. Tampoco busco los cimientos de la tierra. Yo soy el que me acuerdo, yo, el alma. No digo nada extraño cuando afirmo que está lejos de mí lo que no soy yo. Pero, ¿puede haber algo más cerca de mí que yo mismo? Sin embargo, no llego a comprender el poder de mi memoria que está en mí, a pesar de que sin ella ni siquiera podría hablar de mí. […] Grande es el poder de la memoria. Algo que me horroriza, Dios mío, en su profunda e infinita complejidad. Y esto es el alma. Y esto soy yo mismo. ¿Qué soy, pues, Dios mío? ¿Cuál es mi naturaleza? Una vida siempre cambiante, multiforme e inabarcable" (Libro X, cap. 16)

No mundo

No dispersión

No cuerpo

Verdad -> sí mismo

Relación con la alteridad

Sí mismo = singularidad

¿Cómo se concibe a sí mismo un cristiano?

¿Qué herramientas personales o recursos me ayudan a construir, expresar mi identidad y descubrir lo que siento o pienso?

La interioridad y sus avatares | Edad Media

By Francisco Barrón

La interioridad y sus avatares | Edad Media

  • 196
Loading comments...

More from Francisco Barrón