Lenguaje 4AP1

Ciudad Espacio y literatura

23/01/2023

Tema.

Ciudad y literatura.

Objetivo.

Reflexionar sobre la politización de los espacios en la literatura.

A primera vista, ¿cuál crees que podría ser la relación entre ciudad y literatura?

Sao Paulo

2030 - 2040 - 2050

Representaciones de la ciudad en los textos

La ciudad como texto

City-text

Lefebvre propone un modelo de análisis de los espacios urbanos representados por la literatura

Henri Lefebvre

La production de l’espace (1974).

Bajo la premisa de que la literatura significa el espacio urbano

Urbanistas, arquitectos, sociólogos, geógrafos o cualquier otra rama de la ciencia

Es el espacio experimentado directamente por sus habitantes y usuarios a través de una compleja amalgama de símbolos e imágenes.

Para Lefebvre este es el espacio percibido que integra las relaciones sociales de producción y reproducción, en especial la división del trabajo, la interacción entre gente de diferentes grupos de edad y género, la procreación biológica de la familia y la provisión de la futura fuerza de trabajo

A diferencia de Europa y Estados Unidos donde [...] se ha constituido la identidad occidental al privilegiar al tiempo y la historia (entendidos como lo vivo, lo fluido, lo ontológico) por sobre el espacio (lo muerto, lo inerte), América Latina ha seguido un proceso diametralmente opuesto. La ciudad, lo urbano, la división campo/ciudad, ha dominado el pensamiento latinoamericano desde la Conquista hasta nuestros días

-Silvia Spitta

El giro espacial

La cultura como espacio

Una concepción de espacios alterables

Espacios politizados

Sincronía y diacronía

Diacronía: desarrollo, sucesión de hechos y procesos a través del tiempo.

Sincronía: la coincidencia de hechos, fenómenos o procesos en el tiempo.

Nos han dado la tierra

- "Uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habría después; que no se podría encontrar
nada al otro lado
, al final de esta llanura rajada de grietas y de arroyos secos. Pero sí, hay algo. Hay un pueblo.
Se oye que ladran los perros y se siente en el aire el olor del humo, y se saborea ese olor de la gente como si
fuera una esperanza
."

Pero el pueblo está todavía muy allá. Es el viento el que lo acerca.
Hemos venido caminando desde el amanecer. Ahorita son algo así como las cuatro de la tarde. Alguien se asoma
al cielo, estira los ojos hacia donde está colgado el sol

La cuesta de las comadres

"Por otra parte, en la Cuesta de las Comadres, los Torricos no la llevaban bien con todo mundo. Seguido había desavenencias. Y si no es mucho decir, ellos eran allí los dueños de la tierra y de las
casas
que estaban encima de la tierra, con todo y que, cuando el reparto, la mayor parte de la Cuesta de las Comadres nos había tocado por igual a los sesenta que allí vivíamos, y a ellos, a los Torricos, nada más un pedazo de monte, con una mezcalera nada más, pero donde estaban desperdigadas casi todas las casas. A pesar de eso, la Cuesta de las Comadres era de los Torricos. El coamil que yo trabajaba era también de ellos: de Odilón y Remigio Torrico, y la docena y media de lomas verdes que se veían allá abajo eran juntamente de ellos. No había por qué averiguar nada. Todo mundo sabía que así era."

Cierre de clase

A continuación vas a leer unos fragmentos de Pedro Páramo de Juan Rulfo. Con base en una lectura atenta de los fragmentos vas a dibujar Comala según lo evocado por el lenguaje.

Ya lo sentirá más fuerte cuando lleguemos a Comala. Aquello está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del infierno. Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija.

Recorrió las calles solitarias de Comala, espantando con sus pasos a los perros que husmeaban en las basuras. Llegó hasta el río y allí se entretuvo mirando en los remansos el reflejo de las estrellas que se estaban cayendo del cielo.

-Bueno, pues llegué a la plaza. Me recargué en un pilar de los portales. Vi que no había nadie, aunque seguía oyendo el murmullo como de mucha gente en día de mercado. Un rumor parejo, sin ton ni son, parecido al que hace el viento contra las ramas de un árbol en la noche, cuando no se ven ni el árbol ni las ramas, pero se oye el murmurar. Así. Ya no di un paso más. Comencé a sentir que que se me acercaba y daba vueltas a mi alrededor aquel bisbiseo apretado como un enjambre, hasta que alcancé a distinguir unas palabras casi vacías de ruido: "Ruega a Dios por nosotros." Eso oí que me decían. Entonces se me heló el alma

Reto

Lee un pasaje de Las ciudades invisibles de Ítalo Calvino.

 

Tras haberlo leído todo, escoge un subtítulo (La ciudad y la memoria o La ciudad y los signos, etc.)

Elabora un comentario crítico en el que expliques qué quiere decir el texto oración a oración y cómo se puede interpretar.

150 palabras.

2023-1. Lenguaje 4A1P. Ciudad y Literatura.

By Valentina Rodríguez Ramírez

2023-1. Lenguaje 4A1P. Ciudad y Literatura.

  • 326